miércoles, 29 de octubre de 2014

Qué le pasa al jefe que se ha convertido en alguien agresivo e indidualista?

Escribe un comentario
En anteriores ocasiones he hablado de la importancia de la actitud mental a la hora de tomar ciertas decisiones que suponen atrevimiento pues se trata de situaciones en las que hay un riesgo, nadie nos garantiza que lo que hagamos vaya a salir bien y por tanto existe la posibilidad que nos equivoquemos.

http://www.juanfrank.com/2012/12/no-tengas-miedo-perder.html
Perder el miedo al error es algo que necesitamos recuperar en nuestras vidas si no queremos comportarnos como robots. Lo he aprendido de las clases de teatro, en las que me encontraba con dos opciones:
  • Arrepentirme durante días por no haberme atrevido a hacer algo en el momento de la función que podría haber estado genial
  • Decidir que vas hacer las cosas que se te ocurren y comprobar que la actitud de aportar en el grupo genera un beneficio global mucho mayor que el de acobardarse
Posteriormente he visto en esta charla de TED que perder el miedo al error es recuperar el descaro que tenemos cuando somos niños y que es la base de la creatividad.


Hablemos un poco de los jefes

Recuerdo una cena de negocios en que mi jefe pidió chuletón cuando los demás pidieron algo más sencillo; huevos revueltos. En su momento me pareció que mi jefe había metido la pata. ¡¡Pero qué coño!! Hay que tener menos complejo. No puedes querer agradar a todo el mundo para poder atreverte a hacer cosas. Llevábamos una serie de días cenando cosas sencillas y esa noche, como colofón a unas negociaciones, mi jefe quería que fuera especial, diferente y llegar a un gran acuerdo. No salió como esperaba, pero lo intentó y eso es a fin de cuentas lo que importa. Y ahí lo tienes. No es una postura diplomática, ni neutra. Tomar decisiones es tomar partido; puede ser caliente, puede ser frío, pero no templado.

¿Cómo hemos llegado donde estamos?

Es curioso cómo nos hemos metido en todo esto:
Llega la crisis. Nos vienen con que la crisis es época de oportunidades si eres lo suficientemente listo. Acto seguido piensas "Yo soy listo. Voy a aprovechar la oportunidad que la crisis me da". Empiezas a ver qué se podría hacer. Ideas de negocio. Te presentas a concursos, haces el plan de negocio, repasas (muy por encima) los conocimientos de gestión de empresas (finanzas, marketing, economía, recursos humanos, etc...). Ya tienes más o menos algo decidido y vas a todos los saraos que se montan y lo vas comunicando a todo el mundo, pensando que cuantas más veces lo repitas más se va a convertir en una realidad. Luego te animan que si no tienes dinero no importa, que te lances y pidas dinero a los amigos, familia o locos (pero mejor los locos si no quieres quedarte al final sin familia ni amigos). Una vez que lo has lanzado nada... no hay ventas...
Te montaste una historia de fábula y te la llegaste a creer. Te hicieron creer que todo el mundo tiene derecho a intentarlo, que no hace falta estar preparado pues equivocarse es una forma de aprender (aun que cara y sin diploma).
La realidad es que pensabas que "la gente quería comida sana a domicilio", pero vino sin hacer ruido un JUSTEAT, con un muy buen sistema que cubría las necesidades de los chiringuitos de comida rápida de barrio y te hizo ver que "a domicilio = comida rápida = fast food" de manera que, de momento, el slow food es para el restaurante.

Qué nos podemos encontrar actualmente

La última vez que estuve en una charla sobre www.speedplanning.es había unos chavales que no estuvieron escuchando en ningún momento, ni les importaba saber quién era Deming, ni qué hay detrás de la rueda de la calidad PDCA. Luego esos chavales fueron los que al descanso desaparecieron. Son los jóvenes de un programa de emprendimiento para ideas de base tecnológica.

http://www.bulsuk.com/2009/02/taking-first-step-with-pdca.html
Y ¿sabéis qué? Me hubiera gustado ver cómo el profesor, viendo que no escuchaban, los hubiera sacado fuera del curso. En plan "si no vais a escuchar a la puta calle" y no me hagáis perder el tiempo, si total ¡¡ellos se fueron a mitad de la charla!!

Hubo otros que no supieron ni presentarse para exponer su idea de negocio, lo cual ya dice bastante de lo verdes que van en el tema. Se pedía escribir el nombre en un papel para los compañeros. Estos escribieron el nombre en pequeño, completo, no se podía leer ni entender nada.

Te piden algo para los demás, elemental y básico, y ya no llegas. Este es el grado de empatía que tienen algunos. Esa es la forma de expresar la capacidad de ponernos en los zapatos del otro que tenemos. ¡¡Menudo nivel!! ¡¡Horror!! ¡¡Pánico!!

Había otros que empezaron su negocio en el mismo sistema de incubadora, centro de coworking, etc. de la organización que da el curso y que tienen su negocio en marcha desde hace ya un par de años ¿y qué leches hacen en un curso sobre planificación? ¿qué estuvieron haciendo en el origen del negocio? ¿todavía no tienen claro qué están haciendo?. Y vienen los dos directivos al curso!! Me pregunto quien les financia todo este "ir dando vueltas" en lugar de estar produciendo.

También podrías observar otro grupo de gente que simplemente van a ver qué pescan. Tienen su profesión y miran a ver si algún principiante emprendedor contrata sus servicios. Obviamente se les ve de lejos al estilo "todo problema en esta vida es susceptible de ser solucionado con una app". O "necesitas guardar la información en una base de datos segura, moderna, etc..."

Lo mejor, lo más instructivo, sigue siendo, y creo que siempre lo será, contrastar tu idea frente a otras personas y otros puntos de vista. Ver cómo reaccionan a tu idea ultra-revolucionaria con desdén e indiferencia. Ver cómo no estarían dispuestos a pagar un duro por ello, esfumándose con ello tus delirios de riqueza. Y mejor, si es un grupo de gente que también lleva dándole vueltas al coco, durante meses o años a todo lo que hay, cursos, información, libros, técnicas, etc.... te pueden aportar un punto de vista muy valioso y útil.

Y ¿qué tiene que ver esto con los jefes?

A la idea que voy es la mentalidad que realmente tienes y expresas a la hora de querer llevar un negocio. Piensa qué actitud tendrías tú mismo en base a todo lo que he comentado si fueras un jefe.

¿Cómo reaccionarías ante la gente que no está preparada y juega a ser empresario? no querrías que te vieran en los mismos sitios que a ellos. Les harías concursos. Tú serías el que da los premios. Ellos los concursantes.

¿Cómo reaccionarías ante gente que se presenta ante ti y no sabe expresarse o decirte su nombre con claridad? no querrías que te hicieran perder el tiempo. Les recomendarías que hicieran un curso. Tú pondrías el aula, ellos serían los alumnos.

¿Cómo reaccionarías ante gente que tras años frente a un negocio todavía no tiene claro cómo planificar

Podría seguir con lo ejemplos, pero aquí están muy bien explicados.

La idea que ha detrás de todo esto es que el hecho de tener que estar ahí, al frente de un negocio, hace que un jefe cambie de carácter. Menos complaciente, menos temeroso, menos colaborador...

En esta entrada muere el concepto de inocencia en los negocios
Leer más...

martes, 21 de octubre de 2014

Los propios complejos

Escribe un comentario
https://psicotip.wordpress.com/2013/01/16/personas-toxicas/
Os paso un par de casos en los que reconocer comportamientos de los que ahora está de moda llamar "tóxicos". Si bien mi opinión es que todos somos tóxicos para otras personas en mayor o menor medida AKA nadie está libre de pecado.

Para reconocer cómo saber si te encuentas trabajando para una empresa o una startup AKA proyecto

Se observa una diferencia fundamental entre aquellos que hacen cosas y aquellos que dicen que van a hacer cosas. Esto os lo enlazo con la entrada "Negocio en torno al emprendimiento"

Por parte de las empresas que aprovechan los medios que están a su disposición para mejorar la cercanía al cliente

Lo que se observa son empresas acomplejadas (una página web no nos va a servir de nada, estamos haciendo todo lo que podemos, este es el sistema que hemos usado siempre...).
http://psicoblog.com/rompe-tus-limites/

Son esas actitudes que en ocasiones adoptamos por autoconvencimiento cuya verdadera finalidad es dejarnos en una situación paralizante pero cómoda, a partir de la cual todo lo malo que ocurre viene de fuera o, mejor, no es culpa nuestra AKA somos víctimas.

Agradezco la entrada en el Blog de JuanCorbera.com que me ha inspirado esta reflexión: "mentalidad de empresa o de start-up"

Muerte a los complejos.
Leer más...

miércoles, 1 de octubre de 2014

Conectar con la gente - Tener una historia...

1 comentario
http://www.atelier.net

Hace poco estuve en un curso de gestión de negocios. Pérdidas de tiempo a parte me pareció interesante tomar conciencia de cómo el tema de los negocios ya no se aborda desde asignaturas o materias de negocios.
Me sorprendió que nos dijeran que en los colegios ingleses se está enseñando teatro (¿alguien que tenga más información? Yo sólo he encontrado esto). Esa es, precisamente, una de las carencias que tenemos. No hay educación en humanidades y por eso somos incapaces de entender al otro; sus gustos, necesidades, acercarnos y ponernos en la piel de nuestros clientes...Empatizar, a fin de cuentas.
El caso extremo son los japoneses, encerrados en su habitación con el móvil, suicidándose y pagando por un beso o una caricia. Por ello hay que suplir esa carencia, Es algo de máxima prioridad. Sólo así podremos llegar a crear algo con ENGAGEMENT.

Me explico con un par de ejemplos.
  • Cuando estaba en la universidad eran los estudiantes de Biología los que hacían las mejores fiestas. Imagino que tenían como OBJETIVO montar una buena fiesta. Las bebidas, el local, los barman, etc... eran los MEDIOS. Y sin embargo los de Administración de Empresas tenían como OBJETIVO hacer un negocio rentable y fracasaban, simplemente.
  • Años después fui a visitar a mi hermana a Ibiza y me hizo una visita guiada por todos los mercados, chiringuitos, pueblos, calas... En menos de dos años que llevaba ella viviendo allí se había convertido en una especie de guía turística con una gran cantidad de información sobre la "historia" que tenía cada sitio. Que si en este restaurante venden las mejores yerbas de Ibiza, que si en este chiringuito en verano se montan fiestas muy chulas, que si en esta cala la puesta de sol es espectacular, que si este pueblo era donde estaban los hippies...Se había convertido en una prescriptora.
Lo que aprendes observando es que sin enfoque humano, sin una pequeña historia de lo que haces y porqué lo haces, de qué tienes de especial... no hay nada que hacer. El cliente no conecta contigo y no repite. La gente que quiere fiesta conecta con fiesta, no conecta con negocio. La gente que quiere sentir que visita un sitio especial conecta con lugares, historias y experiencias especiales.

Ahora pensemos en nosotros mismos, en cómo consumimos. Compramos el pan en ese sitio que lo hacen al estilo tradicional con semillas, fuimos al restaurante ese donde un colega conoce al cocinero que es un crack haciendo carnes a la parrilla, compramos fruta en esa tienda que trae productos del campo que cultivan ellos sin usar pesticidas...etc...Estamos comprando esas pequeñas historias de las que queremos formar parte.

Pues esa es la idea. Lo difícil es conectar con la gente, que les guste tu historia y lo que haces u ofreces.

Y ahora resulta que veo este vídeo y se trata de algo que ya está analizado a nivel académico. Incluso es relativamente "antiguo", del 2009. Al final lo sintetiza como la forma de liderar "tribus":
  1. Contar una historia
  2. Conectar con la gente
  3. Liderar un movimiento
  4. Lograr un cambio

Sobre los puntos 3 y 4 no tengo referencias así que me pondré a trabajar en ello. Y por favor, que nadie mal interprete el uso de la palabra tribu para este ejemplo (es perder el tiempo).

En este post muere el concepto de "provocar indiferencia" o "pasar desapercibido" pues son cosas contrarias a lo que aquí se persigue.
Leer más...

viernes, 29 de agosto de 2014

Cobardía y atrevimiento. La actitud mental.

Escribe un comentario
http://kabek.deviantart.com/art/Caperucita-Roja-y-el-lobo-feroz-322581208
Cobradía en la vida es no asumir nuestros propios actos o forma de ser. Por ejemplo, si al mirar los pechos de una mujer no dices "me gustan tus tetas" sino que exclamas el tópico "lo que han de comerse los gusanos que lo disfruten los humanos". Es decir, alineamos nuestra forma de ser con algo indeterminado / social / genérico / costumbrista.....

A fin de cuentas lo que se busca con ello es NO salirse de la línea, quedarse en medio de la manada y destacar en ningún momento para no ser deborado por los depredadores.

Pero es que la vida es todo cuestión de atrevimiento. Es una actitud mental. Debemos encontrar la manera de salir del estado en que nos encontramos atrapados.

Cuando era chaval me daba miedo subirme a una atracción de la feria en concreto, al anillo. La solución que encontré fue simple. Anular mi pensamiento negativo, comprar el ticket, ponerme a la cola, subirme a la atracción. Una vez hechas esas cosas podía pensar. Y lo que piensas es que ya está hecho. No puedes hacer más que adaptarte a la nueva situación. Y el resultado es que disfrutas como un loco de las cosas divertidas que la vida ofrece.

Hay personas que tienen un bloqueo en otros aspectos de su vida (hablar en público, ponerse a cobrar en una caja registradora con mucha gente esperando, nadar en la oscuridad de la noche, ... ). Ya sabemos que con personas bloqueadas, que se cierran en banda, se hace mucho más difícil llegar a ninguna parte. Es como el símil de la charla de Emilio Duro sobre el pesimista en el viaje al espacio (que si se va a romper la nave, que si esto tiembla mucho, que nos vamos a quedar sin oxígeno, ....)

Pero lo bueno es que siempre podremos encontrar la manera de resolver esos miedos. Simplemente hay que estar decidido y con los ojos abiertos para aprovechar la ocasión cuando se presente. Y si viene en forma de ayuda u oportunidad de la mano de otra persona ¡¡mejor que mejor!! Los momentos de revelación mejor si son compartidos.

Las metas que aplazamos son evidencia de las excusas que nos ponemos a nosotros mismos. Aunque mucho mejor expresado lo he leído hace poco (y no me refiero a la imagen del final de esta entrada, que también)

El concepto que no merece vivir en este post cae por su propio peso.


Leer más...

jueves, 24 de julio de 2014

El empresario español, el orgullo y subirse a lo alto de la pirámide

Escribe un comentario
Decidí que iba a escribir una entrada sobre este tema desde Abril pasado. Sin embargo ahora es mejor momento a la vista de los últimos acontecimientos. Véase la roja y Gowex

¿Os acordáis hace años? Los hermanos Arantxa y Emilio Sánchez Vicario, por ejemplo, lo bien que jugaban al tenis pero que acababan perdiendo la mayoría de partidos trascendentes. Y luego apareció Rafaél Nadal.

Tenemos también casos en el ciclismo español, como Pedro Delgado, hasta que apareció Miguel Indurain y nos dejó a todos perplejos con sus cinco Tour de Francia.

Lo mismo podemos decir de la selección española, pasando por el codazo de Tassotti y el arbitraje en Corea 2002, hasta que Luis Aragonés se hizo cargo de ella.
http://www.furiaroja.com/Seleccionadores/luis-aragones-4.jpg

Lo que quiero decir es que tradicionalmente en España hemos tenido la capacidad de tirar por el suelo nuestro elevado potencial debido a un complejo de inferioridad cuyo reflejo exterior ha sido el sentimiento de "orgullo español". Ese orgullo que te hace perder los nervios, la templanza y provoca que te precipites y te vengas abajo con mayor facilidad.

Llevado a lo peor hace que te enfrentes a tus adversarios con un mal uso de tus argumentos y acabe floreciendo el victimismo en plan "todos están contra nosotros", "somos una víctima", "teoría de la confabulación en nuestra contra", etc...

Así como hemos logrado tener una nueva generación de deportistas con sangre fría e inteligencia para competir, liberándonos en parte del complejo, en lo que se refiere al mal perder no hemos mejorado nada y fácilmente nos mostramos ridículos como muestra esta imagen:
http://sp2.fotolog.com/photo/2/7/69/love_pp_love/1204644288_f.jpg

Quiero llevar este argumento al entorno empresarial, donde escuchamos a muchos jefes y directivos de empresa lamentarse sobre la crisis. Da la sensación en su solemne pasividad que no es que estemos esperando a salir de la crisis sino que ¡¡pretendemos esperar a que la crisis se valla por sí sola!!. Con nuestro carácter español nos pensamos que el cambio no es cosa nuestra. Que tiene que suceder algo pero no sabemos qué porque somos víctimas del sistema. En nuestras reuniones entre amigos y colegas parece que competimos a ver quién está sufriendo más las inclemencias "del exterior".

Otra vertiente de este orgullo tiene reflejo en las personas que tienen éxito en los negocios. Esta mentalidad conspiranoica de todos contra mí hace que al tener algo de valor te centres sólo en mantenerlo. Un jefe pasa de compañero colaborador a persona que ya no te habla, que ya no comparte contigo, que se sube a lo alto de la pirámide de la organización para protegerse, para no mancharse de los problemas mundanos de los otros. Despachos que se cierran, reuniones de las que nunca se sabrá qué se habló, etc. Y así hasta creerse más que nadie, y mentir como si todos fueran tontos, y en el fondo engañarse uno mismo viviendo de espaldas a la realidad.

Puede que todo esto provenga históricamente de la derrota de la Armada Invencible, del aislamiento durante la dictadura, o que al no saber idiomas nos creemos el centro del mundo. Puede que sea de todo un poco. Pero por favor, seamos positivos y cambiemos nuestra actitud. Conozcamos el poder de la mente y en vez de pasar el día llorando hagamos algo o, si no tenemos ilusión, quitémonos de en medio y dejemos que otros lo hagan.

Hoy lo que quiero que muera, una vez hayas leído esto, es el orgullo estúpido. El que nos lleva a perder las batallas de la vida y nos pierde culturalmente.
Leer más...

sábado, 5 de julio de 2014

No podemos pretender juzgar a alguien a quien no conocemos

1 comentario
Este post podría haberse titulado "juzgar a quien no conoces es de idiotas" pero voy a moderarme a mi mismo con la intención de no decir a nadie lo que tiene que hacer (especialmente a aquellas personas que me estén leyendo sin yo conocerlas) y no caer en una más que evidente contradicción. Así parecerá que aprendí la diferencia entre explicar algo de manera normativa y de manera positiva en las clases de Economía y que aquí os enlazo para quien quiera profundizar más (pues nos llevaría al debate filosófico entre el ser y el deber ser).

Explícamelo de manera que lo entienda

Os voy a poner tres situaciones en las que juzgar lleva a un resultado "no deseable".

http://nuestraclasemc.blogspot.com.es/2011/10/el-club-del-chiste_16.html

  • En el colegio, cuando cursaba 4º de EGB, usaba la mayoría de libros "heredados" de mi hermana. El de Ciencias Naturales era el más deteriorado. Encontré una página que se caía, al final del tema (un párrafo de explicación y el resto ejercicios) y la saqué y la doblé en 2 veces. Unos días tras el examen el profesor (P. Grimalt) me llama a su mesa. Había encontrado la hoja por el suelo y me acusaba de haber copiado. Mi reacción, ante la impotencia de ver que no creía mis explicaciones, fue llorar. El profesor al verme así interpretó que sus sospechas se confirmaban. Me suspendió el examen. Juicio rápido. Sentencia: culpable. Error mayúsculo (sideral) y difícil de olvidar, como veis. 
  • Imagina que piensas, en base a tu experiencia laboral previa, que le das mucha importancia a la motivación, a las ganas de trabajar, que es injusto que unos se esfuercen mientras otros se rascan las bolas, que el jefe debe estar pendiente de que eso no pase e intervenir para que no se deteriore el compañerismo, etc... Todo esto de una lógica aplastante, ¿no?. Pues imagina que vas a una entrevista de trabajo y te preguntan por el tema. Si respondes lo que piensas ¿no crees que te van a tachar de conflictivo?. Es altamente probable que te juzguen como "belicoso", "inadaptado" y que no respetas la autoridad de los jefes. 
  • En un entorno de trabajo en el que nada cambia tras varios años, como le pasa a una amiga, empieza a florecer con fuerza la semilla de la desmotivación. No hay reconocimientos, progresión ni crecimiento personal o enriquecimiento formativo. Esa persona habla con los jefes para hacer propuestas de mejora. ¿Cuál creéis que es el resultado? Ninguno. Los que están en la cúspide de la pirámide no se bajan (mucho menos para reconocer errores) por lo cual esa persona es vista como una manzana podrida que mejor sería apartar en la medida de lo posible.

¿De qué estamos hablando aquí? 

Pues de algo tan sencillo, ahora que ya somos adultos, como que las cosas no son ni blanco ni negro. Que todo admite matices y que la mejor manera de comprender lo que a nuestro alrededor ocurre y a las personas con las que compartimos esta vida es dedicar tiempo e interés por conocerlas, observarlas y entenderlas en su naturaleza. Al final entenderemos en nuestra libertad personal que tenemos un enorme poder en nuestras manos que lo puede cambiar todo. Nosotros decidimos dónde y con quién compartimos nuestro tiempo entre otras muchas cosas. Nosotros decidimos si ha llegado el momento de dejar un trabajo o si ese fin de semana lo pasaremos con unos nuevos amigos. 
http://www.freepik.es/vector-gratis/pescado-blanco-y-negro-bagua-vector-de-material_511182.htm

¿De dónde viene este pensamiento? 

A veces me pregunto qué pensarán de nosotros los humanos dentro de mil años. Uno de los aspectos que analizarán será la eclosión de las redes sociales y desde mi punto de vista se reirán de lo potente que era la herramienta y del mal uso que hacemos de ella.
Se supone que las RRSS nos permiten ponernos en contacto con más personas y conocerlas a pesar de la distancia. Pero conocerlas ¿cómo? ¿en base a las patrañas que mete la gente? ¿en base a lo sesgados que están los perfiles? La primera puntualización a hacer, y que vi en alguno de los vídeos de La Noche Temática, trata sobre lo pobre que toda la variedad de personas del mundo se encasillen en un mismo esquema de foto de perfil, foto de fondo, muro, etc.... Ya de entrada se destruye nuestra capacidad de ser únicos y pasamos por el filtro. Como resultado tenemos grupo de perfiles muy sesgados:

  • Soy un amante de la naturaleza y de los deportes de riesgo que voy a poner fotos de sitios en los que nunca estarás y vídeos de cosas que no puedes hacer para restregártelo en la cara y que veas lo poca cosa que eres para mi
  • Soy un flipao de los negocios y me pongo una foto con traje y corbata. Como soy muy jefe de todo no hablo con cualquiera así que no te molestes. Yo voy a ir poniendo cosas de lo que hago y a dónde voy pues soy tan importante que la gente está deseosa de saberlo.
  • He tenido una revelación mística y ahora todo es energía positrónica. Cuando voy al parque los pájaros cantan para mí y si me siento encima de una roca de la montaña primero la acaricio y le pido disculpas por el peso que le voy a hacer soportar. 

Y ¿qué hay detrás de todo esto?

Nuestras ganas de darle un sopapo a la gente en la cara. Nuestro ego. Nuestra necesidad de justificarnos a nosotros mismos y, en el fondo, transmitir el mensaje de que nuestro camino en la vida, el que hemos elegido nosotros, es el bueno. Que no deberías beber coca cola, que no hagas footing a partir de los 35, que este pan es más sano que el que compras en el supermercado, que este jabón deja el pelo mejor que el que usas y así.... hasta el infinito.

¿A dónde pretendes llegar?

Precisamente, a ninguna parte. No hay sitio al que llegar. Respetémonos, dejémonos un poco en paz todos. Dediquemos más tiempo a las personas y menos a aparentar (si queréis, claro, que nadie diga que estoy adoctrinando a nadie). Las redes sociales, los currículums y cualquier otro sistema de resumen o estandarización de la riqueza de la variedad humana no son sistemas fiables para pretender creer que podemos conocer a una persona.
http://www.gorditosybonitos.com/la-curva-de-aprendizaje-de-los-parquimetros/

Pero ¿por qué un mal uso?

Ahora está de moda un vídeo de un tío con la capacidad de convertir en algo positivo para compartir en las RRSS todo lo negativo que ocurre en su vida. Y yo me pregunto ¿qué necesidad hay de escribir cosas en las redes sociales? ¿no sería mejor dedicar ese tiempo para aplicar ese don a tu vida real? Vamos, que peor es la persona que transforma en negativo todo lo positivo que ocurre en su vida ¿no? que vas con ellos a la playa y "es que la arena quema", "es que aquí no hay arena", "es que las piedras no me gustan".... ¡¡POR FAVOR!!

Yo me estoy acostumbrando a entender que si no tienes interés o le dedicas tiempo a algo no hay nada que hacer, y punto. Como mi tía que se compra un portátil y me pregunta "¿este me irá bien para aprender informática?" Pues NO. No porque el portátil tenga ningún problema. Es que ¡¡no lo has encendido una sola vez en todo un mes!! Conozco mucha gente "negada" para la informática y que pasan de los ordenadores de la empresa. Pero luego el facebook está echando humo, a tope de fotos, comentarios y vídeos. Es decir, lo mismo. La gente dedica tiempo e interés a lo que le da la gana. Conozcamos a las personas y aceptémoslas. Así nos evitaremos luchar contracorriente como salmones de río.

http://11etica.blogspot.com.es/2013_10_01_archive.html

Y para finalizar una dinámica

En ocasiones me preguntan qué tipo de música me gusta y cuando digo "vocal trance" para animarme a bailar es como si dijera "ovni churros". Por eso vamos a dedicar tiempo a conocer de qué se trata. En serio, lo vais a disfrutar. Es como una versión animada de una canción que bien podría ser un chillout. Por ello en muchas ocasiones podemos ver que un trance tiene versión lounge o viceversa.

  • Escuchad esto tranquilamente. 
  • Prestad atención a la letra. Está muy en la línea del post que nos ocupa.
  • Disfrutad de las imágenes


Y ahora
  • imaginad que tenéis que salir a hacer una carrera con otra persona o contra el reloj. O subir una montaña o unas escaleras rápido. 
  • podéis cerrar los ojos

¿No sentís que esta música anima y acompaña? Es la misma canción versión trance y como canta una persona es vocal. Esta es la música que me mueve y el placer de escuchar música que transmite sentimiento de esa manera es mi droga.

Bonustrack



Versión trance


Y por si quieres oírlo en Grooveshark:

The last Time (Original Mix)

Leer más...

sábado, 15 de marzo de 2014

Cómo perder peso sin pasar hambre

4 comentarios
Hay que joderse, ¿no? Ahora más de uno estará pensando que me he vuelto loco y que voy a vender un remedio milagroso o alguna mierda de gran calibre... Tranquilos, que no cunda el pánico. Esta entrada trata sobre música, arte, entretenimiento y alcanzar las metas propuestas. ¡Ah!!! y también va de cómo perder peso, sí, ¡¡en serio!!. A ver si consigo trazar la línea sin torcerme...

Hace ahora unos 10 años (madre mía ¡¡cómo pasa el tiempo!!) me dí cuenta, de un día para el otro, que me avergonzaba de mí mismo por que me había descuidado hasta tal punto de ponerme como un león. Nada de pelos, me refiero a león marino, por acumulación de grasa y forma cilíndrica.

http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Sea_Lions.jpg

El detonante de tal reacción fue reencontrarme con una amiga tras 6 años en los cuales yo había alcanzado un peso 30 kilos mayor. La mayoría de esta diferencia la había acumulado en los últimos 3 años lo que, sin necesidad de calculadora, sale a 10 Kilos por año (velocidad de vértigo).

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b6/Optokinetic_nystagmus.gif

A partir de ese momento también me puse a analizar el origen del problema. Resulta que soy una persona que por lo general me veo bien a mí mismo (debe ser cosas de autoestima alta) y debido a mi estatura puede calcular que había llegado a perder mi calificación de sobrepeso a obeso sólo por un par de kilos. Pero bueno, que de la noche a la mañana vi una foto mía en la piscina que parecía un animal del SeaWorld y el IMC se hizo un lugar en mi vida.

Al tema

Para los 30 kilos podría hablar de le existencia de 3 barreras:

Primera barrera, el cúanto

Los primeros 10 kilos a poco que cuides la alimentación y hagas una actividad física regular se van perdiendo. Deja de comprar comida precocinada. Deja de comprar pizzas, hazlas caseras. Deja de ir a hamburgueserías, haz hamburguesas caseras. Deja de comprar snacks y pásate a frutos secos. Como actividad física en vez de ir a todas partes en coche aprende a caminar. Cuando estés acostumbrado a caminar verás como baja tu nivel de sudoración por extenuación. Caminar y otros ejercicios de intensidad moderada, como paseos en bicicleta, mejoran la circulación y redundan en una sensación corporal mejor.

Identifica qué has incorporado a tu vida que esté ocupando el espacio de las cosas que en verdad te gustaban, como pantalones de pinzas en lugar de vaqueros, películas descargadas de internet a tu sofá en lugar de cenas con amigos, etc...

Pero llegó un momento en que me di cuenta que no bajaba de esos 10 kilos menos.

Segunda barrera, el cómo

Siempre me puse normas a mí mismo sobre qué iba a hacer, pero no del cómo. Quiero decir, que caminando y yendo en bicicleta (el qué) seguía con un "anclaje" que impedía romper la segunda barrera. Se trataba de lo que escuchaba en el mp3 mientras realizaba estas actividades. Cuando introduje un cambio (el cómo) continué perdiendo peso. Consistió en dejar de escuchar podcast de tipo conferencias, charlas, programas de radio, etc.. a pasar a escuchar música. Y sí, la conclusión es; para poder centrarte más en ti mismo es necesario desconectar en parte de todo lo demás. Dejar de preocuparse de los ninjas, la prima, el rating, el PIB, etc... y simplemente aprender a disfrutar de tu momento contigo mismo.

Ejercicio: Escucha los dos primeros minutos de estos audios y analiza la sensación que te produce. No lo cortes antes, por favor, sé paciente y escucha con mucha atención.

Antes

Ahora


Y ahora toca la última y definitiva:

Tercera barrera, el por qué

Se trata realmente de no pensar en que quieres perder peso. Perder peso es un hecho, no un estado mental. Hacer dieta significa que tu cuerpo no está preparado para perder peso. Pasar hambre significa que no estás en condiciones de perder peso. Son señales evidentes que te estás "torturando" a ti mismo y te estás imponiendo cosas que no quieres hacer.

El cuerpo no es tonto (tú sí). No lo puedes engañar de ésta manera. El peso que pierdes de esta manera lo vas a recuperar más rápido si cabe. Vas a provocar que tu propio cuerpo desconfíe de ti mismo.

Hace poco vi resumida a modo de twitt una frase que capta la esencia de lo que quiero decir
"Si a estas alturas ya ves que no puedes alcanzar tus objetivos, cámbialos por hábitos vía "

¿Te das cuenta de la diferencia entre los que hacen footing, y disfrutan, y los que tienen cara de sufrimiento?

Cuando vi esta película por la tele me quedé "flasheao" con esta parte que no encuentro en castellano. Fíjate en el por qué de hacer las cosas que suponen un esfuerzo


En definitiva, disfruta del deporte, disfruta de la comida, disfruta de la música.... Dale a tu cuerpo un entorno en el que sentirse a gusto y obtendrás de él la respuesta natural. Y si quieres darte un capricho de vez en cuando házlo, pero sé consciente de ello. Sé consciente de las "mierdas" que puedes llegar a ingerir y tómalo con naturalidad. Incluso me he permitido hacer una dedicatoria a esas "cochinadas" que de vez en cuando me meto en el cuerpo y he hecho una manualidad "artística" con ello.

 Os presento mi obra "Montón de mierda"

Montón de mierda @2014 OpenMind
En resumen: Ten tantas cosas que hacer que te hagan disfrutar la vida de manera que en lo último que pienses sea qué has comido, mejor aún, que ni tengas en mente qué has comido ni cuándo has comido ni siquiera si has comido o no... y así con todo lo que no quieras hacer.

En la entrada de hoy el concepto que ha muerto, al menos en parte, es la autoflagelación.
Leer más...