lunes, 3 de septiembre de 2012

Desempleo y pluriempleo en la actualidad

Escribe un comentario

¿Cómo es posible que haya personas con dos o tres trabajos en la actualidad mientras otras tantas personas están en desempleo?

 

He llegado a la conclusión que estamos en un momento en el que se ha acentuado al extremo un sistema tipo insiders-outsiders. Sin embargo no tengo muy claramente identificadas las variables que lo determinan. Así que paso a pensar en voz alta.
Los que están dentro del entorno laboral asumen gradualmente más tarea, más responsabilidades, más carga laboral incluso (otros empleos) a cambio de peores condiciones salariales, horarios, clima de trabajo, etc.  
Los que están fuera van reduciendo, sin prisa pero sin pausa, sus expectativas en cuanto a salario deseado, lugar de trabajo, tipo de empresa, funciones, horarios… Mientras tanto sus situaciones a nivel familiar, en muchos casos, los llevan a estar, como se dice, con el agua al cuello.

Pero para nuevas ofertas de trabajo ¿por qué contratar a alguien pluriempleado pudiendo contratar a un desempleado?

·         Un indicador que pueden utilizar las personas de RRHH (o quien quiera que sea la persona que contrate en la empresa) sería que ese trabajador ya tuviera un empleo. Indirectamente obtiene información del tipo “si esta persona ha sobrevivido a la que está cayendo es porque es uno de los buenos, ¿no?”

·         Otro motivo puede ser la inseguridad de nuevas ofertas combinado con la situación personal de las personas en desempleo. Pudiera ser poco atractiva la idea de “para este  puesto de trabajo que lo mismo es sólo por un mes, no voy a contratar a una persona que se haga muchas expectativas, ¿no? Mejor contrato a este que ya tiene otra trabajo y no le importará tanto si al final la cosa no funciona”

¿Qué se estaría poniendo de relieve ante este sistema?


Un posible problema de información asimétrica. A pesar de lo que se diga que hacen los departamentos de RRHH, las redes sociales, las páginas web de búsqueda de empleo y todo eso que nos quieren hacer creer, la realidad es que las decisiones sobre contratación siguen basándose en suposiciones subjetivas. Debemos hacer una apuesta esperando haber contactado con la persona adecuada para el trabajo puesto que la información de un currículum es pasado que puede no tener nada que ver con el futuro, puede no ser del todo cierta, puede haber sido maquillada, etc.. De ahí que funcione mucho más la recomendación de un conocido que todo lo demás.

Sin embargo la realidad es que para puestos de trabajo ya existentes  lo que cuenta es el coste del despido y los contratos indefinidos. Las empresas no miran quién es más valioso para un puesto de trabajo ya que no se pueden permitir los costes de implementar dichos cambios. Por este motivo todos sabemos de casos en los que hay personas fuera que están mucho mejor capacitadas que las que se encuentran dentro.

0 comentarios:

Publicar un comentario