lunes, 5 de noviembre de 2012

Desempleo 2.0 - Reducción al absurdo aplicado a las redes sociales

Escribe un comentario
Candidatos en redes sociales

Siempre me pareció de los más curiosa, en las clases de métodos matemáticos de la universidad, la técnica de la reducción al absurdo


Me he propuesto utilizarla en esta entrada para hablar de una creencia muy extendida sobre las tácticas de recursos humanos que se basan en las redes sociales para evaluar candidatos pues, desde mi punto de vista, serviría para demostrar la falsedad de un argumento llevándolo al extremo.


De manera generalizada se da por hecho que los departamentos de recursos humanos hacen lo correcto si entran en la cuenta de facebook del candidato y lo descartan si el perfil no es de su agrado


Por reducción al absurdo entendemos que dicha conducta responde a la siguiente tabla de correspondencias y probabilidades:


elemento observado conclusión probdad
multa de tráfico irresponsable, delincuente 99%
multa alcoholemia borracho 100%
examen catalán suspendido zoquete e imbécil 95%
fotos de juergas vago, holgazán y borracho 100%
muchos amigos ídolo de masas 90%
pocos amigos depresivo, tendencias suicidas 100%
heavy con melenas no se ducha 98%
skater no sirve para estar en una oficinaa 97%
traje y corbata persona ejemplar y huele bien 92%



Como dicha tabla, que puede ser infinita, y sus probabilidades son una auténtica estupidez majadera podemos, por reducción al absurdo, demostrar que descartar a un candidato según el perfil de las redes sociales no es una técnica efectiva y cuanto menos carece de fundamentos.

Otro argumento en pro de la medida es que hay que usar todas las técnicas posibles para obtener información del candidato. Por reducción al absurdo eso nos llevaría a que, una vez tenemos su foto y su dirección de residencia en el currículum, podemos esperar por la noche agazapados a que tire la basura y, sin que nos vean, abrir la bolsa luego, a ver qué nos encontramos o qué esconde. Se pueden saber muchas cosas y si no que se lo digan a los detectives (no sigo por aquí que ya estoy dando muchas ideas).

Hay gente que opina que por el perfil de facebook puedes conocer más a la persona. Esto es como ir a un baile de disfraces y al salir, decir que ya conoces a las personas porque has visto sus máscaras y atuendos. Y que sin lugar a dudas Pepe es un asesino, Tomás un cerdo y Braulio un vampiro.

cerdito
Lo más grave de este asunto es que esta forma de actuar, aceptada por muchos, lleva a los usuarios a tener dos perfiles en las redes, uno real donde ser libres a la hora de opinar y a la hora de montarse la película como les apetezca y otro autocensurado en el que ponen "lo que hay que poner" para que si entra un reclutador te contrate. 


Como conclusión a todo esto me pregunto ¿dónde estaría la hipotética utilidad de la medida cuando esta estrategia de los perfiles duales se use por todos los desempleados?

Otra realidad que me parece inaceptable es que en internet ya se empieza a ver dos tipos de conductas en redes sociales, aquellos que tienen perfiles verdaderamente libres (personas con empleo) y los autocensurados (personas en búsqueda de empleo). ¿Es esta la libertad de internet? ¿Es esta la libertad que queremos como personas? Ríete de China y la censura, ¿no?

Por el momento sólo el 14% de los profesionales de recursos humanos tiene en cuenta la actividad en las redes sociales del cantidato para aceptarle o rechazarle. Pero de la información que se obtiene del 1er Informe Infoempleo sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España, realizado por Infoempleo.com y Adecco, se observa que la tendencia es clara a consultar las redes sociales. Sólo espero que se encamine a redes de tipo laboral y no de tipo "cotilleo".

Y para terminar, si alguien se pregunta ¿qué concepto está muerto en este post?, la respuesta es el empleo 2.0, pues ha perdido por goleada frente al concepto desempleo 2.0, más acorde con el tiempo en que vivimos.


0 comentarios:

Publicar un comentario