martes, 15 de enero de 2013

Os acordáis que hubo un tiempo...

Escribe un comentario
 ¿Os acordáis que hubo un tiempo en el que la gente estaba como loca por bajar cosas de internet? Todo el mundo empezó a flipar con el MP3 y el napster. Y lo mejor de todo es que en aquellos tiempos se empezó a abaratar el precio de los CD grabables. Todo el mundo bajaba canciones y las grababa en CD, con sus carátulas a todo color...

Al poco aparecieron los reproductores de MP3 que leían los archivos desde los mismos CDs. Pero ahora no se grababan con CD de audio sino como CD de datos. Cientos y cientos de canciones!! Qué pasada!! hasta en el coche!! Todos como locos bajando canciones. Rehaciendo las bibliotecas de música que teníamos en cintas y CDs, pues ahora casi todo cabía en unos cuantos CDs.

Y qué me dices del DivX, que hizo lo mismo que el MP3 para la música con las películas de DVD. Y al poco aparecieron las grabadoras de DVD a buen precio. Y los DVD grabables estaban muy baratos. Y todos como locos bajando películas y grabándolas en DVDs. Y bajando canciones y grabándolas en CDs o DVDs, ya que estábamos.

Y a todo esto pensábamos que éramos como un mini museo y que lo que debíamos hacer era formar nuestra propia colección. Pues en internet estaba todo y era barato almacenarlo en casa. Y debíamos usar programas que gestionaran la base de datos de todas las canciones y películas que estábamos almacenando.

Y así pasaban las horas, los días, los años... y comprábamos CDs, y DVDs, y grabadoras, y ordenadores, e impresoras... Llegamos al punto de imprimir los propios discos...

Y sin embargo ahora estamos en el proceso contrario. En vez de pagar para bajar cosas pagamos para "devolverlas" a la nube. Quizá el lugar de donde nunca debieran haber salido. Y pagamos para que nos las almacenen fuera de casa y para que el catálogo de películas o canciones se gestione por parte de otras empresas.

Y nos volvemos locos con las invitaciones y con las cuotas, porque tenemos 2GB gratis, pero podemos llegar hasta 20GB si haces este truco o esta otra cosa. Y así estamos... subiendo todo lo que en su día bajamos...

Y digo yo ¿soy el único que se siente idiota?

Lo gracioso es ver cómo pasamos todos por el aro. ¿Cómo han hecho para que pasemos de bajar cosas como locos a subirlas? Pues si lo digo rápido y mal parece sencillo. Simplemente convirtiendo nuestros ordenadores en cacharros poco fiables cuando hace años eran las "máquinas" de la casa.

Hace años el ordenador era un electrodoméstico fiable, duradero, donde las personas podían guardar su trabajo sin miedo. Pero esto ya no es así. Ahora se rompen cuando menos te lo esperas, casi con sólo mirarlos. Que cuando no es una cosa es la otra. Pero de lo que se trata es de infundir miedo a las personas, porque ahora tu trabajo está atacado por virus todo el día, por programas que "se te meten" en el ordenador sin avisar (pedazo de truño el WindowsXP), discos duros malísimos que no es que tengan fallos en algunos sectores del mismo sino que podían dejar de existir de un día para otro por completo....

El resultado es el pánico, la paranoia y la desconfianza total en estas máquinas hechas por chinos. De ahí el auge de las copias de seguridad y del auge de los servicios online.

Hacen con nosotros lo que quieren. Y nos decimos inteligentes y nos hemos creído eso de que la tecnología nos hace más libres. Ja, ja y ja.


0 comentarios:

Publicar un comentario