martes, 17 de marzo de 2015

Empresas sin piel

Escribe un comentario
Os voy a relatar un interesante suceso ocurrido con la empresa de la alarma.

Después de más de 10 años con la misma empresa te encuentras que te ponen "dificultades" a la hora de darte de baja por cambio de compañía.
  • comienzan a llamarte cuando hasta el momento debías esperar en una centralita varios minutos a que te pudieran atender impersonalizadamente.
  • vienen a decirte que se ofrecen una nueva centralita si vuelves con ellos que hace mil maravillas nuevas y que está valorada en nosecuantos cientos de euros.
  • te visitan varias veces para preguntar qué ha pasado, que cuál es la nueva empresa...

Y a lo último el argumento del miedo, que la alarma que tienes no cumple la normativa nueva, a lo que se les dice "¿y la que teníamos desde hace 10 años, que en todo este tiempo no os habéis preocupado de actualizar, sí cumplía?". Respuesta "no".

Así que la cosa ya se pone de mal gusto y se les indica que paren ya con estas estrategias porque lo que hacen es ponernos más de mal humor y que la opinión que teníamos de ellos no está haciendo más que empeorar.

Y lo que quiero decir con esto es que hay empresas muy grandes, con mucho nombre, mucha marca, líderes del mercado y toda la historia, pero que a la hora de la verdad han perdido la piel, no tienen tacto y sensibilidad. ¿Sabes a lo que me refiero?


0 comentarios:

Publicar un comentario