sábado, 11 de abril de 2015

La felicidad en lata

Escribe un comentario
Me da la sensación que vivimos un momento de tiranía de la felicidad.

Las empresas deben "entregar felicidad" a empleados, clientes y proveedores para ser aceptadas en el "nuevo mundo". De ello resulta que un indicador de lo feliz que eres o la felicidad que puedes entregar está en el número de amigos / seguidores que tienes. De esta manera el objetivo correspondiente resulta en aumentar el número de amigos a toda costa, especialmente en las redes sociales donde "ya todos sabemos que reside la realidad de todas las cosas matemáticamente computada y estadísticamente analizada".

A día de hoy nos encontramos que cuando una empresa realiza un evento de presentación / promoción debe mostrarse como algo que nos acerca a esa felicidad. El mensaje puede llegar a ser secundario, incluso irrelevante. Por ejemplo, haz un baile flash mob y que se haga viral. Y ya está, no necesitas más. Eso es felicidad total. Basta ver la cara de la gente en las fotos.

www.eurovision.tv
Fue precisamente una presentación de empresa lo que me dio la idea del título de este post. Tras un pequeño discurso y una picada hubo un pequeño concierto de jazz en el que una pareja de bailarines nada espontáneos se pusieron a bailar. Me pareció una representación de la felicidad que no cuadraba para nada con la realidad del momento, como las risas de las comedias de la televisión de los años 80. Las conocidas como risas enlatadas.

Nos estamos educando en aparentar felicidad como si de un marketing de nosotros mismos se tratara. Pero al final resulta que cuidamos las apariencias y descuidamos el fondo. Prueba de ello la tenemos en las fotos de perfil de facebook. Las puedo ver juntitas en un recuadro cuando entras a una radio online o a una web que mendiga seguidores. Parece como si existiera una norma no escrita del estilo "si no pones una foto que entregue felicidad perderás tus amigos".

http://download.chip.eu
En esta tiranía de la felicidad las personas deben lograr ser felices por encima de todas las cosas, Cada día nos bombardean con "trucos" para ser feliz y sin embargo me resulta curioso que a raíz de una conversación que tuve hace unos meses me planteé por qué nunca había mostrado interés por este tipo de artículos o por qué observaba estas cosas como algo ajeno a mi.

Resulta que no recuerdo haber sido infeliz. He de reconocer que en algunos momentos de mi vida me he sentido triste, frustrado, etc. pero siempre he encontrado alguna fuerza interior, motivo o pretexto para buscar un camino que me sacara de ese estado de ánimo. También considero que no me he sentido infeliz porque no me he autoimpuesto metas imposibles de cumplir. Si me hubiera obsesionado con ser millonario a los 30 años podría haberme convertido en un infeliz, pero está en mi mano y es mi decisión no perder tiempo ni energía de esa manera.

Últimamente he podido leer algunos artículos que desde el punto de vista psicológico explican algo parecido a lo que ya sentía con mucha más calidad analítica. Por eso me he decidido a escribir esta entrada y de paso compartirmetas que te roban la felicidadcómo ser feliz,

Y también recordar lo que me hicieron caer en la cuenta una vez. Hay mucha felicidad que reside en momentos de los cuales no tenemos fotos, ni vídeos, ni están compartidos en ninguna parte. Momentos personales, incluso íntimos, que pertenecen únicamente a las personas que los han disfrutado.

El concepto que en esta entrada muere es "la búsqueda de la felicidad".

0 comentarios:

Publicar un comentario